domingo, 19 de julio de 2009

Sin Nombre, una película de realidad centroamericana.

El 17 de julio se estrena la laureada película Sin nombre, que aborda la vida de los jóvenes en las maras, la migración ilegal y el destino de muchos centroamericanos.

El filme Sin nombre, dirigido por Cary Fukunaga es una mirada fresca, respetuosa y perspicaz que valora la dignidad humana por encima de todo y denuncia los múltiples rostros de la injusticia, sin aspavientos ni maniqueísmos.

Los jóvenes reclutados por las pandillas recuerdan los de la película Los olvidados, muy bien retratados por el cineasta Luis Buñuel. Ellos siguen siendo la mayoría en el istmo centroamericano. Nuevas y viejas oligarquías que acaparan el poder y riqueza los marginan y utilizan para conservar sus privilegios, pese a toda la sangre que ha corrido. Cuando, como en Honduras, se procuran cambios, se derrumba la apariencia democrática y la brutalidad militar se impone con un anacronismo y cinismo que causa estupor. Lo que el canciller golpista Ortez llama chusma, es un pueblo que avizora.
La visión sagaz e inesperada de Fukunaga, es la de un joven californiano que cuenta con naturalismo jirones de esta cotidianeidad terrible que viven los desconocidos, con admirable entereza.
Cary Fukunaga, de padre japonés y madre sueca, se crió en Oakland, California y aprendió el español en los avatares familiares. Estudiante de cine, practicó varias especialidades, y como realizador se interesó en el peor caso conocido de catástrofe migratoria en el norte. En Victoria, Texas, se halló un camión atestado de inmigrantes, luego que una veintena de ellos murieran sofocados. Su corto Victoria para chino recuerda ese hecho y lo llevó a ganar docenas de premios y la atención general. Obligado por la premura, replanteó el tema en un nuevo guión para un laboratorio del Festival de Sundance.
Cuando la productora Focus Group le ofreció dirigir un filme, se abocó al mismo asunto, que por serle ajeno investigó ampliamente conviviendo con el tipo de gente que revela. Incluso, realizó varios viajes en el llamado “Tren de la muerte”, convoy de carga que va de Guatemala a México y en cuyos techos viajan los indocumentados. Los consagrados jóvenes actores mexicanos Gael García Bernal y Diego Luna (“Y tu mamá también”), comprometidos con el cine latino alternativo, se sumaron como productores ejecutivos.

Ver trailer:




Fuente: http://www.semanario.ucr.ac.cr/index.php/mainmenu-cultura/1019-sin-nombre-buen-cine-de-testimonio-social.html

miércoles, 15 de julio de 2009

Pedaza de h....p.... sólo deseo trabajar


Crisis, crisis y más crisis, ¿hay más desempleo?, en verdad eso es algo que se viene dando desde hace tiempo, la famosa “Crisis Económica” tan solo es uno de los pretextos para librarse de cosas o empleados.
En Costa Rica por ejemplo se hablan de medidas, para paliar este momento social, pero si se deseara realmente proveer de empleo a las personas:

1- Las empresas de este país solo contratan a personas menores de 30 años o 35 años, basándose no se en que diablos para hacer una contratación (me imagino que la explotación, ya que alguien con experiencia no se deja y un jovencillo que recién sale del colegio o de la universidad son blancos fáciles de manipular). Si bien en Japón más bien las empresas buscan a las personas mayores de 30 años, pues su experiencia mueve más rápido a cualquier empresa, uno joven se debe entrenar y en ese proceso muchos se van pues son más volátiles en temperamento.

2- No digo que los jóvenes no requieran trabajo, se les debe brindar oportunidades para que desarrollen experiencia.

3- Traer más Call Centers y Sportbooks (casas de apuestas online) a Costa Rica, que todos aprendamos el hijueputa ingles a fuerza y en cucharada grande. Vaya solución, mejor un millón de tontos hablando ingles, que un millón de personas estudiadas y preparadas. Si usted piensa en esta como su fuente de ingresos para su vida y hacer carrera en estos lugares, de una ves le digo, estos sitios no son confiables, si todos se fueran, usted que haría, ¡hablar ingles en el parque!

4- Un día a un presidente o algún ministro de educación se le ocurrió, que las empresas deben exigir el bachillerato de secundaria para personas que se encargan del aseo, guardias de seguridad, cocineras y otros trabajos similares, quizás en su opinión con eso se motivarían a por lo menos terminar la secundaria. Una cosa que nadie le dijo a esos idiotas, es que muchas personas por las razones que sean, no pueden terminar la secundaria; además para ciertos puestos de trabajo no se requiere un coeficiente intelectual de 120. Hay que ver que la educación costarricense es la más ineficiente en la práctica y eso motiva que muchos deserten de la secundaria.

5- Nuestro seguro social, el cual es un gran valuarte de nuestra sociedad costarricense, le cobra a cada asalariado del país un 9% de su salario para atención médica y pensión, pero a las empresas les cobra otro 26%, con estas cifras, uno se percata porque los empresarios no contratan más personal. Hay que tomar en cuenta que un alto porcentaje de esos ingresos, el seguro social los gasta en burocracia y no en medicinas, más hospitales o más personal medico.

Pudiera seguir escribiendo, pero con estos puntos se darán cuenta de que las crisis de empleo en Costa Rica, viene por otros lados, no es total del problema mundial.

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 

Visita todos nuestros blogs y sitios web: Sitio oficial de Revista Íkaro -Digital Vox Agencia Digital - Revista Íkaro El Blog - Expediente Urbano

No son Noticias - Blog de Revista Zona D